Canary beach une tonos amarillos y azules en una propuesta veraniega y divertida. Las telas combinan a la perfección, igual que el sol y el mar. Transmite ese aire playero sin dejar de ser encantador y elegante.